miércoles, 4 de septiembre de 2013

AGOSTO: SIN REGISTRO OFICIAL DE PRECIPITACIÓN



 Tal vez lo más llamativo del mes de Agosto de 2013 haya sido que oficialmente se cierra con un registro de 0 lm2, si  bien se pudieron ver chubascos débiles sin precipitación apreciable (esto es no cuantificable por lo escasa) como ocurrió en un día de la primera decena del mes y los días 28 y 29 fruto de procesos tormentosos que nos rozaron como muestra la imagen.

Cumulonimbo sobre la vertical de Cenicientos


En distintas partes del término de Cenicientos si es posible que se haya podido registrar precipitación cuantificable, pero de una forma muy puntual y local como corresponde a la lotería de las tormentas.

En cualquier caso no vayamos a pensar que esto es un hecho excepcional porque basta con mirar los datos de agosto de 2012 que cerró con 0,8lm2, es decir, sin apenas variación entre un año y otro.


Y  ya que hablamos de precipitación, se cierra el año hidrometeorológico a 31 de agosto con un acumulado de 907,5 lm2 si bien debemos analizar la distribución de estas cantidades, ya que en los últimos 5 meses, es decir, desde que finalizó marzo, tan solo han caído 111m.
Pantano de Cenicientos a finales de agosto




Sin embargo, y a pesar de la escasez de lluvias en la primavera y principalmente el verano, los acuíferos, manantiales, fuentes y el pantano de La Alberca, gozan de mejor salud que el año precedente en las mismas fechas.
Pantano de La Alberca (Cenicientos)
Las plantas arbóreas y leñosas, tanto forestales como agricolas (higueras, olivos etc) se encuentran en un estado vegetativo mucho más saludable que el año pasado. ¿A qué es debido esto con la fuerte sequía estival?.  La respuesta la encontramos en que el invierno fue muy lluvioso, destacando marzo con 200lm2. Y es que todo el agua que cae en invierno se filtra más facilmente por la ausencia de evaporación subiendo las capas freáticas a capas más someras. Con esto, resultaba evidente  ya en marzo, que el año no sería malo en los aspectos citados. Basta comparar fotografías de este agosto y de agosto pasados como mostramos, tanto del pantano de La Alberca, como de los castaños. Repasen en este mismo blog el resumen del mes de agosto de 2012. 





A pesar de la extrema sequía del verano aguantan algunos prados verdes




Castaño en agosto 2013 tambien fotografiado en 2012. Comparar.
En cuanto a la vegetación herbácea resulta muy evidente la sequedad y la aridez de las capas más superficiales. No obstante, y a pesar de la inevitable sequía estival propia del interior penínsular en la franja mediterránea, se mantienen algunos zonas con verdores que realmente sorprenden.

El mes no resultó extremo en sus temperaturas. Prueba de ello es que la máxima absoluta no llegó a 36ºC quedándose en una máxima de 35,7ºC el día 11 de agosto. Sin embargo si podemos hablar de un calor constante que resultó un tanto agobiante por lo continuo y repetitivo. Y aunque no llegamos a mínimas como las de agosto del año pasado en la que rozamos noches de mínimas de 30ºC, si hemos finalizado con 19 noches tropicales (temperatura mínima igual o superior a 20ºC), destacando varias noches con más de 23ºC de mínima como los 23,6ºC del día 19.

El periodo del día 10 al 24 del mes fueron los de medias más cálidas, cogiendo de lleno la semana de las fiestas patronales haciéndose notar en el consumo de refrescos en horario nocturno.

La media de las máximas se quedó en 31,6ºC y la media de las mínimas del mes fué de 20,6ºC, es decir, calurosas.

La temperatura más baja se dió el día 8 con 15,6ºC.

Los días 28 y 29 de agosto nos rozaron tormentas que descargaron en lugares vecinos como la Sierra de San Vicente, zonas de Casillas, parte de Sotillo de la Adrada y zonas del llano de Toledo.
Tormenta sobre la Sierra de San Vicente que nos rodeó. En primer término Sotillo de la Adrada
Imagen de radar coincidente con la fotografía anterior.


No tuvimos suerte porque ahora vendría muy bien agua para engordar las castañas, la uva, las aceitunas y, además, sería un alivio para frenar el fuerte riesgo de incendio forestal que aún se cierne sobre nuestros campos.




Así pues, el comportamiento del mes de las zarzamoras, los higos frescos, la uva temprana y un sin fin de frutales se despide muy seco y caluroso, algo que forma parte de su propia identidad. Insistimos en que se comparen las fotografías con las de agosto de 2012 para una mayor comprensión del comportamiento de la naturaleza como consecuencia de su meteorología.























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada